Header image header image 2  
Inscripto en la F.C.A  Nº 22.333 

 
 
SALUD

Vacunacion necesaria

Durante los primeros dos o tres días del período de lactancia, el cachorro recibe anticuerpos de la leche de su madre denominada calostro. En el momento del destete, a las 6 u 8 semanas de edad, esta inmunidad comienza a desaparecer. Consecuentemente entre las 8 y 20 semanas de edad un cachorro puede contraer cierto número de enfermedades. En este momento el sistema inmunológico del cachorro , puede estimularse para crear sus propios anticuerpos. Por eso los programás de vacunación se inician inmediatamente después del destete. Un programa de vacunación para su cachorro debe ser preparado por su veterinario.

La vacunación sirve para ayudar a proteger la salud de su cachorro contra las enfermedades comunes y peligrosas como:

Rabia.

Es una enfermedad de origen viral, que se transmite generalmente a través de la mordida de otro animal con el virus y viajando por el sistema nervioso periférico llega al sistema nervioso central. En otras ocasiones la enfermedad puede ser transmitida por contacto de la saliva que contenga el virus con la piel cortada. Las infecciones que se transmiten por aire también pueden ocurrir en lugares confinados tales como cuevas de murciélagos. Todos los animales de sangre caliente son suceptibles de contraer rabia y algunos pueden servir como reservorios naturales del virus. Entre estos encontramos el zorrino, el zorro y mapache así como también los murciélagos.

Los síntomás tempranos pueden incluír fiebre, inquietud o comportamiento alterado. Más tarde, durante el curso de la enfermedad, parálisis, temblores musculares y convulsiones seguidas por la muerte. Ya que la rabia es usualmente mortal y puede ser transmitida al hombre, la mayoría de los estados tienen leyes que requieren que los perros sean vacunados contra la rabia.

Parvovirus y coronavirus pueden afectar a los perros en todas las edades, pero son particularmente desvastadoras para los cachorros. El trato inmediato por parte de un veterinario para estas enfermedades es esencial.

Parvovirus es una infección vital común y mortal. Fiebre, vómitos, depresión, diarrea severa y la deshidratación puede acompañar a la infección. En algunos casos puede causar la muerte rápidamente, a veces en una cuestión de horas. En otros casos, el curso puede ser más severo, pero más lento. Los cachorros de menos de 5 meses de edad son los más seriamente afectados, pero la muerte puede acontecer en grupos de cualquier edad.

El virus también puede causar una enfermedad cardíaca fatal, miocarditis, en todos los cachorros jóvenes.

Coronavirus es una infección viral altamente contagiosa del tracto intestinal. Los síntomás incluyen vómitos, diarrea, fiebre y deshidratación.

La transmisión de estos virus ocurre de perro en perro vía contacto con excrementos infectados, o también puede transmitirse por los zapatos, ropas, canastas portátiles, comida, tazones de agua y otros objetos.

Siga el consejo de su veterinario para el programa de vacunación de estas enfermedades.

Advertencia importante:

Dado que el parvovirus canino puede sobrevivir varias semanas en superficies contaminadas debe tenerse mucho cuidado de colocar a los cachorros donde ha habido infección de parvovirus. Se recomienda introducir solo los cachorros que han sido vacunados y sólo luego de una completa desinfección del lugar.

El moquillo canino es un virus que afecta el sistema nervioso central. Los signos de aviso pueden incluir fiebre, falta de apetito, secreción suave de los ojos, letargo o depresión. Estos signos tempranos pueden ser seguidos por una severa secreción ocular y nasal, diarrea, neumonía y convulsiones. El virus del moquillo puede ser transmitido de un perro a otro a través del contacto en un medio ambiente contaminado. Generalmente el virus del moquillo se desparrama como una infección en el aire. Consecuentemente, la vacunación es el único control efectivo.

Hepatitis es un virus que afecta el hígado. Es muy delicado en los cachorros, pero todos los perros de cualquier edad pueden contagiarse.

Los signos tempranos son similares a los del moquillo: fiebre, pérdida del apetito, depresión, vómitos y diarrea. Otros síntomás incluyen una secresión ocular y nasal, hemorragia descontrolada, moretones de la piel o dolor cuando se presiona el abdomen. La enfermedad se controla a través de un programa de vacunación planeado por su veterinario.

Tos perruna, popularmente llamada "tos de cucha", afecta principalmente a perros que viven en cercana proximidad, tal como una cucha o una pensión. Es altamente contagiosa, ataca el sistema respiratorio y causa o no fiebre suave, secreción nasal y una tos seca. En su forma más severa puede causar pérdida del apetito, letargo y tos persistente y espectorante, junto con secresión nasal y ocular. Las complicaciones como la neumonía también pueden ocurrir. Se requiere un tratamiento veterinario.

Numerosos agentes han sido implicados como posibles causas: es posible que su veterinario vacune contra tres de los componentes de esta tos. Las tres vacunas son para gripe, bordetella canina y adenovirus.

Leptospirosis es una enfermedad infecciosa aguda que se extiende en contacto con la saliva o secreciones urinarias o nasales de animales infectados. Los primeros síntomás incluyen fiebre, dolor muscular, deshidratación, pérdida del apetito y vómitos. Dentro de uno o dos días del comienzo de los primeros síntomás, la temperatura baja considerablemente, la respiración se torna difícil y se observa rigidez particularmente en los miembros posteriores. Para el control, debe seguirse un programa de vacunación

Parasitos externos

Los parásitos externos viven en la piel del perro. No sólo causan irritación sino que también algunas veces pueden causar otras enfermedades. Cuando peina a su cachorro, examine su pelaje para comprobar cualquier evidencia de parásitos.

Las pulgas son pequeños insectos que se alimentan de la sangre de los animales y crean molestias suaves y severas.

Producen picazón y pueden ser transmisoras del Dipylidium Caninum. Las pulgas pueden depositar sus huevos, para completar su ciclo, en el piso, alfombras, muebles y áreas externas.

Para controlar las pulgas, el medio ambiente así como también el cachorro deben ser tratados. Debe ponerse especial atención en el área donde duerme el cachorro. El lecho debe mantenerse limpio y lavarse frecuentemente. En la casa aspirar completamente todas las alfombras y grietas, debajo de almohadones, alfombras y en las esquinas de muebles tapizados. Descarte la bolsa de la aspiradora porque puede tener pulgas. Se puede efectuar control en el jardín a través del rociado.

Hay muchos preparados que ayudan a combatir las pulgas. Asegúrese que la etiqueta establezca que el producto es seguro para perros y siga las instrucciones. Su veterinario también puede suministrar información sobre el control interno.

Las garrapatas son parásitos succionadores de sangre. Una infección fuerte puede causar una anemia lo suficientemente fuerte como para causar la muerte en cachorros.

Las dos clases más comunes de garrapatas en perros son la garrapata marrón y la garrapata americana, que trae una gran cantidad de enfermedades, incluyendo la fiebre de las Montañas Rocallosas y la tularemia.

La enfermedad de Lyme es otro desorden infeccioso transmitido por la garrapata de ciervo. Dicha enfermedad se diagnostica cada vez con más frecuencia en los Estados Unidos.

Luego de caminar con su cachorro en una zona boscosa en el campo, siempre contrólelo para evitar garrapatas. Si Ud. debe quitar las garrapatas de su cachorro, quítelas manualmente y asegúrese de que la boca no quede en la piel del cachorro. Quite la cabeza entera y la boca con una pinza o con los dedos protegidos por una toalla de papel, un trapo o guantes de goma. Tire hacia arriba con un movimiento regular y presionando. No retroceder.

Mantener el medio ambiente del cachorro limpio en todo momento, es un factor importante para ayudar a prevenir la infección con parásitos externos. Su veterinario le puede recomendar un tratamiento adecuado para cachorros que sufren de infección parasitaria.

Siempre siga las recomendaciones de su veterinario y asegúrese de leer y seguir con presición las instrucciones de la etiqueta de cualquier sustancia utilizada para la prevención de parásitos externos.

Entre las drogas que pueden ser peligrosas para los cachorros están las sobredosis de aspirinas y el sustituto de la aspirina, el acetaminofen; la ingestión de píldoras para dietas, para dormir o tranquilizantes.

Estas y muchas otras drogas o cualquier producto con una etiqueta que advierta "mantenga fuera del alcance de los niños" también debe mantenerse fuera del alcance de su cachorro.

Parasitos internos

Los parásitos internos son generalmente llamados gusanos. La mayoría de los parásitos internos viven en los intestinos de los perros donde se alimentan y reproducen. Un veterinario debe exatninar a todos los cachorros para prevenir parásitos intestinales. Su veterinario puede detectar la presencia de la mayoría de los gusanos examinando las heces de su cachorro.

Algunos parásitos como anquilostoma y ascaride pueden transmitirse de la madre al cachorro antes del nacimiento o durante el período de lactancia.

La enfermedad de la filaria se encuentra entre las enfermedades más peligrosas para la salud y afecta a los perros de todas las edades. Los mosquitos sirven corno un huésped intermedio para llevar la larva de la filaría de perros infectados a no infectados. La larva invade el cuerpo del perro a través de una picadura de mosquito y así penetra hasta el corazón del perro y cerca de los vasos sanguíneos. Los síntomás incluyen tos, respiración trabajosa, falta de vigor, pérdida de peso y, si no se trata la muerte.

La filaria es fácil de prevenir. En zonas donde los perros están expuestos a los mosquitos durante todo el año, debe suministrarles una medicación preventiva durante todo el año, sobre una base anual o mensual dependiendo de la medicina elegida. Si el problema del mosquito es estacional, la medicación debe comenzar al principio de la temporada de mosquitos y continuar una vez terminada la misma. Aún si el problema del mosquito es estacional, los veterinarios recomendarán un tratamiento de todo el año.

Rociar para el control de mosquitos y drenar el suelo donde se crían los mosquitos también ayudará a reducir la incidencia de la filaria canina.

Los anquilostomás se encuentran entre los parásitos intestinales más peligrosos, esencialmente para los cachorros. Se adhieren a las paredes del intestino del animal infectado y succionan la sangre causando una severa anemia que a veces puede ser fatal. Los signos de la anquilostoma incluye letargo, apetito pobre, anemia y deposiciones extremadamente negras que pueden contener sangre.

Los ascarides son uno parásitos delgados con forma de spaghetti de hasta 5 pulgadas de largo, es probablemente el parásito más común en el intestino de los perros jóvenes. Los cachorros se contagian a través de la placenta antes del nacimiento. Después del nacimiento, el cachorro puede infectarse a través de larvas con la leche de la madre. En el intestino delgado los ascarides compiten con el cachorro por nutrientes resultando en un crecimiento atrofiado y una salud deficiente. Los ascarides generalmente dan al cachorro un aspecto de "panzones". Otros signos incluyen diarrea, pelaje pobre, inquietud y poco crecimiento.

La examinación microscópica de la materia fecal, es necesaria para diagnosticar la medicación apropiada y un programa a seguir para prevenir la infección.

La infección de triquina puede volverse seria antes de que aparezcan síntomás visibles. A medida que la infección progresa los síntomás incluyen diarrea, dolor abdominal, nerviosidad, pérdida de peso, anemia. Generalmente estos problemás aparecen en cachorro mayores a los 3 meses. Los problemás severos de triquina no tratados pueden ser fatales.

Teniiasis (Dipylidium Caninum) puede transmitiese por pulgas, roedores o conejos que pueden ser comidos por perros. Una inflamación suave a causa de la tenia puede pasar inadvertida. Los signos por una infección tenia más severa incluyen molestias abdominales, letargo y diarrea alternando con constipación, convulsiones.

Hay varias especies de tenias. Las diferentes especies de tenias requieren distintos medicamentos. Consecuentemente el diagnóstico del veterinario y las instrucciones para la administración de cualquier antídoto son importantes.

Cuidado dental

El tipo de cuidado dental que un perro recibe durante los primeros años ejerce una gran influencia en su salud y longevidad. Los problemás más comunes que enfrentan los perros resultan de placas y formación de cálculos. Las partículas de comida, bacterias y saliva pueden acumularse y adherirse a la superficie de los dientes formando una placa suave. Si la formación de la placa continúa, las soluciones de un material similar a la tiza forman un cálculo duro sobre la superficie dental. Si no se controla esta formación puede finalmente causar la inflamación de ambas encías y un revestimiento del alveolo del diente.

Sin el tratamiento adecuado, el diente finalmente se afloja y se cae. La infección resultante de estas condiciones puede expandirse a otras partes del cuerpo como riñones o válvulas cardíacas.

En la mayoría de los cachorros los residuos (dientes de leche) caen entre los 4 y 7 meses de edad. De lo contrario debe consultarse al veterinario respecto de su extracción. La retención de dientes de leche puede producir daños en los tejidos suaves de la boca y puede acelerar el desgaste de los dientes permanentes.

Durante el período en que el cachorro pierde sus dientes, puede comer un poco menos y tender a másticar un poco más. Goma dura o juguetes de cuero especialmente hechos para perros son una buena inversión para ayudar a prevenir los daños en la casa durante este período. Nunca le de al cachorro un zapato viejo o cualquier otra prenda de vestir u objeto casero para másticar o creerá que todos los zapatos y otros objetos son para jugar.

Acostúmbrelo a tener los dientes limpios regularmente. Sus dientes pueden limpiarse con un trapo blando sumergido en una solución de bicarbonato de sodio y agua, o con un cepillo de dientes para niños.

Evite la pasta dentífrico para seres humanos, porque los perros se la tragan y no la escupen y puede traerles malestares estomacales. Los preparados dentífricos veterinarios son accesibles.

Los alimentos desecados y crocantes como la marca Purina® Puppy Chow® o la fórmula de crecimiento Purina® Pro Plan® pueden ayudar a prevenir problemás dentales. La acción del cachorro de másticar mientras come alimentos desecados tiende a actuar como un cepillo de dientes, ya que las partículas se raspan contra los dientes ayudando a quitar la placa.

Prevencion de problemás

Luego de llevar su cachorro al veterinario para su primer visita trabaje con su veterinario para desarrollar un programa de chequeos periódicos y fomentar la vacunación. Las visitas regulares al veterinario pueden ayudara prevenir problemás así como también evitar que aumenten los ya existentes. Si su veterinario conoce a su cachorro, el o ella estarán mejor preparados para responder a una emergencia. Siempre mantenga la dirección del veterinario y el número de emergencia a mano.

Mantenga un registro exacto del historial médico de su cachorro. Esto puede ser útil en una emergencia o cuando su veterinario regular o el registro de su veterinario no están disponibles. Esta lista incluirá fechas de cirugías o enfermedades serias, cualquier alergia conocida y otra información relacionada con la salud. Si Ud. se muda a otra ciudad, dicho registro médico es extremadamente útil para el nuevo veterinario. También es buena idea obtener el archivo médico del veterinario antes de mudarse.

Ya que un cachorro o un perro adulto no le pueden decir cómo se sienten puede estar bastante enfermo antes de que los signos de la enfermedad aparezcan.

Conociendo su comportamiento usual y notando su apariencia puede servir para evaluar su salud día a día.

Seguridad

Además del cuidado preventivo de salud para su cachorro, él debe ser protegido de peligros potenciales de cables eléctricos, por ejemplo, pueden constituir un peligro para el cachorro y para la familia. Para evitar incendios que resulten de un cable mordido por un cachorro, mantenga los cables expuestos de las lámparas lo más cortos posibles. Si tiene que usar una extensión , ajústelo a los zócalos o páselos por debajo de los muebles de manera que el cachorro no juegue con él o lo mástique. Además de poner la casa en riesgo, el shock eléctrico resultante puede ser fatal para un cachorro.

Los venenos antiroedores, los diluyentes de pinturas, lavandina, líquidos de limpieza, desinfectantes, limpiadores secos, naftalina y detergentes se encuentran entre los químicos caseros que pueden ser venenosos para un cachorro, deben almacenarse en envases fuertemente cerrados fuera del alcance del cachorro.

Los herbicidas representan una amenaza después de rociar el césped con ellos. Mantenga al cachorro adentro o en un área restringida hasta que el pasto esté completamente seco.

El anticongelante que contiene el químico etileno glicol es un elemento frecuente de contaminación de máscotas. Muchas máscotas se sienten atraídas por su sabor dulce y lo lamen cuando se derrama en el suelo o está guardado incorrectamente. Los envases deben cerrarse apropiadamente y guardarse en un lugar fuera del alcance de los cachorros. Asegúrese que su cachorro no esté cerca cuando se drena el anticongelante. Disponga del material utilizado inmediatamente.

 
 

Puede contactarse con nosotros vía

e-mail  peq.utopia@hotmail.com

o telefónicamente al

(011) 4487-0134 / 4487-2418

ó (011) 15-56413541




CONOZCA NUESTRAS RAZAS

a

product image 1
BICHON FRISE .
FOTOS >

a
BICHON HABANERO
FOTOS >

a
JACK RUSSEL
FOTOS >

a
BULLDOG FRANCES
FOTOS >